La dificultad de la diferencia.

Hoy en día es muy complicado ser original, ser diferente, resaltar por algo. La diferenciación es cada vez más difícil, a no ser, que tú ya seas diferente.

Hoy en día vivimos en una sociedad que nos indica que moda debemos seguir, que debemos hacer, y cómo tenemos que hacerlo, por lo que todos somos iguales, incluso aquellos que se creen diferentes acaban cayendo en algún nuevo grupo social, que si no existe, ya los nombraremos, solo para extinguir así cualquier ápice de creatividad, originalidad o diferencia. Porque es más fácil etiquetarlo todo y que nada se nos escape, que todo sea normal, porque la extravagancia es malo. Ser diferente, ser especial es malo, eso te convierte en un marginado, y estar solo también es malo.

difertente

Y si haces algo diferente, está mal, porque no lo has hecho como debías. ¿Empezar a leer una revista desde la contraportada? Mal. ¿Ponerse deportivas con un vestido? Mal. ¿Decir que la película es mejor que el libro? Mal. Y da igual que no hayas leído el libro… porque mientras estés de acuerdo, digas o hagas lo que el 80% de la sociedad o lo que el poder mande, estará bien.

No está bien ser diferente, no está bien pensar diferente, no está bien querer desencajar de la caja para ser uno mismo. No está bien. No está bien porque ha que seguir las normas sociales, el protocolo está establecido, y si no lo cumples, lo estás haciendo mal, y eso no te hace diferente, eso te hace rebelde, maleducado, incorrecto, amotinado e indócil. Una terrible descripción para alguien que solo quiere seguir su camino a su manera.

Y no hablo de crear revoluciones, ni de convertirnos en delincuentes, hablo de algo tan simple como poder hablar, decidir y opinar sobre uno mismo sin sentirse juzgado, sin sentirse avergonzado para hacer lo que quiere. Hablo de poder salir a la calle con disfraz de pirata cualquier día sin que miren raro, de poder decir “soy asocial” sin que te tachen de loco, de poder escoger la dirección de tu vida sin un orden establecido, de hacer l que quieras con tu vida, sin que te repitan que lo que piensas está mal, sin que te digan lo que tienes que hacer porque siempre se ha hecho así y todo el mundo lo hace así, sin que te avergüencen por el simple hecho de ser diferente.

Pero claro, uno se siente tan culpable por ser diferente, solo por pensar que está mal, que al final el simple hecho de ser diferente no es tan simple. Quizás solo deba exorcizar mi mente.

Atentamente: Realísticamente Rubia.

Si quieres conocer mi opinión acerca de algo y contactar conmigo puedes hacerlo a través de los comentarios o a través de:

Twitter; @realistayrubia

Instagram; @realisticamenterubia

Mail; realisticamenterubia@gmail.com

Me encanta tener un contacto directo con vosotros y hacer intercambio de opiniones.

Vive y deja vivir.

 

No entiendo como la gente se complica tanto la vida. Con lo simple y sencilla qué es. Es tan simple como vivir y dejar vivir. Pero vivimos en una sociedad emocionalmente enferma. Con un porcentaje muy bajo de racionalidad y lógica. Y luego pasa lo que pasa. Qué te quejas de que tu vida es una desgracia sólo porqué tus sueños no se han hecho realidad. ¡DESPIERTA!

Admito que soñar es muy bonito, y pensar que el amor lo puede todo, y que la esperanza es lo último que se pierde y blah, blah blah. Pero esto es la vida real, y lo más parecido que tiene la vida a los sueños es una pesadilla si actúas como he mencionado previamente. Sin embargo, si mantienes la cabeza fría, lógica y con la cabeza bien puesta sobre los hombres, también serás capaz de apreciar lo maravillosa que puede ser la vida.

Realísticamente rubia img post free

No os penséis que es que hoy éste de bueno humor, y estoy siendo optimista dejando de lado mi lado realista. No os preocupéis, mi escepticismo sigue intacto y activo al 100% pero no voy a negar que me gusta vivir la vida. Tengo dos trabajos que no me dejan tiempo para casi nada, pero que adoro porque no me dejan tiempo para nada. Me permiten viajar y explorar lo inexplorado. Seguir creciendo profesional, mental y personalmente. Tengo pocos amigos a los que casi no veo nunca porque no tengo tiempo pero con los que puedo hablar cuando me de la gana. No tengo pareja por lo que no pierdo el tiempo con montañas rusas emocionales totalmente inútiles. Y estoy viviendo con mis padres por lo que todo lo que gano se queda casi neto. Muchos pensaréis “vaya vida más desgraciada, se la pasa currando y con 22 años sigue viviendo en casa de sus padres. Sin tiempo de vivir”. ¿Desgraciada? ¿Sin tiempo de vivir? No esteis equivocados, precisamente lo que estoy haciendo es vivir la vida.

Si no trabajara, no me harían viajar a todos lados, y si no trabajara, no podría pagarme todos lo viajes que me gustaría hacer y que estoy haciendo de gratis. Además, si no viviera con mis padres todos mis gastos personales o de viaje se irían a facturas y alquileres, y no podría hacer nada. así que… ¿me llamáis desgraciada sólo porqué me la paso trabajando sin tiempo para las personas? Queridos amigos, si pensáis eso es que no sabéis lo que es vivir.

De verdad, con lo fácil que es vivir la vida sin complicarse, y la gente solo hace que buscar complicaciones mezclando la vida con las relaciones sociales y las montañas rusas emocionales. 

Como os gusta complicaros la vida…

Atentamente: Realísticamente Rubia.

Si quieres conocer mi opinión acerca de algo y contactar conmigo puedes hacerlo a través de los comentarios o a través de:

Twitter; @realistayrubia

Instagram; @realisticamenterubia

Mail; realisticamenterubia@gmail.com

Me encanta tener un contacto directo con vosotros y hacer intercambio de opiniones.

Bipolaridad Climatológica

 

Menos mal que jamás prometí que subiría post cada jueves… llego a hacerlo y una orda de emails habrían llegado clamando su derecho a lectura semanal. Lo curioso es que sin haberlo prometido ha sucedido.

Os tenía mal acostumbrados porqué durante todo el mes anterior fui constante… pero no ha sido mi culpa. La culpa es de la primavera, si ella es inconstante con un equilibrio climático, yo también.

Necesito desahogarme con un tema que me irrita y molesta a niveles inexplicablemente elevados. Y ese tema queridos lectores es la puñetera bipolaridad climatológica que estamos sufriendo ésta primavera.

Si hay algo que odio es la primavera. (De hecho si en éste blog hablara de cosas qué no odio no habría ni un post). Me gusta quejarme. Me gusta odiar cosas banales. Y me gusta quejarme sobre trivialidades intrascendentes.

Volviendo al punto clave de mi queja. ¿Qué pasa con la primavera? ¿A qué viene tanta inestabilidad? Ahora sol, ahora tormenta, luego el sol brillará cuál infierno en pleno agosto para qué salgas sin chaqueta y a los 2 minutos de salir de casa caerá una tormenta tropical que aún no se ha visto en toda la historia de las tormentas tropicales sólo para joderte el día. Y así, sin puntos, ni comas, ni respiración, actúa la primavera.

Y por si su inestabilidad climatológica fuera poca, no sé cómo lo hace qué consigue que afecte directamente a tu estado psicológico, convirtiéndote en un ser bipolar que cambia de humor junto con el tiempo exterior y no sabes ni por qué. ¿Alguien me lo puede explicar por favor? Si, si… ya sé, “la primavera la sangre altera”. “Hasta el 40 de mayo no te quietes el sayo”. “Al mayo cada día un rayo”. Qué sí, qué la cultura popular te da la respuesta a la verdadera naturaleza de la ley de vida. ¿Pero en serio hace falta vivir en está inestabilidad? Es frustrante.

A mí que me digan si necesito paraguas o no. Si necesito chaqueta o no. Pero eso de “llévalo por si acaso, qué nunca se sabe”, eso no va para nada conmigo. Soy una persona que busca tangibles. O 100% frío, siempre con chaqueta y paraguas, o 100% calor para no llevar NADA más que lo puesto. La comodidad total. ¿Pero cargar con un paraguas o chaqueta que luego no voy a necesitar? o ¿No llevar nada y necesitarlo? ¡En qué mundo vivimos!

Si ya estoy loca de por si, y mi humor ya es variable sin factores externos, creédme que el comportamiento de la primavera no ayuda. No ayuda para nada. Así que Señora Primavera, si por algún casual decide usted pasarse por este blog y leer éste post, permita que le diga: ¡Aclárate ya, me estás volviendo loca!

Atentamente: Realísticamente Rubia.

Si quieres conocer mi opinión acerca de algo y contactar conmigo puedes hacerlo a través de los comentarios o a través de:

Twitter; @realistayrubia

Instagram; @realisticamenterubia

Mail; realisticamenterubia@gmail.com

Me encanta tener un contacto directo con vosotros y hacer intercambio de opiniones.

¿Quién calla otorga?

 

Hay diferentes formas de expresión, y no todas se expresan mediante imágenes y palabras. Muchas veces se expresa mediante el silencio. El hecho de no hacer alarde de tu opinión públicamente no significa que no tengas opinión. Y más importante de todo, el hecho de no expresarla no quiere decir que te conformes o qué estés de acuerdo con la situación expuesta.

Centrándonos en ese estúpido dicho qué afirma que “Quien calla, otorga” aclararé que lo único que otorga es la estupidez hacia la persona que lo menciona para rebatir su razón e imponerla en contra de otras opiniones. Muchas veces callamos porqué la conversación no conduce a ningún lugar, y por no malgastar saliva lo que hacemos es callar para poder avanzar a un nuevo tema de conversación. Pero la gente asocia el silencio como sinónimo de “me rindo, has ganado, tú tienes toda la razón del mundo y eres el ser más inteligente del planeta”. Bien, permitidme ofreceros el verdadero significado del silencio; “¡Cállate ya y cambiemos de tema!”. Ésta sería la versión borde, pero también la más efectiva.

Realísticamente rubia img post 22

Hay cientos de miles de personas con todo tipo de opiniones, y un alto porcentaje de esas personas no las proclama de manera pública. Hay quienes prefieren mantenerlas en secreto para no crear polémicas, para encajar, por temor a estar equivocado o simplemente por que no tiene ningún tipo de necesidad por hacer su opinión pública. Esto significa que por el hecho de mantener el silencio no te está dando la razón, ni está de acuerdo contigo, y probablemente tampoco comparta opinión, simplemente no quiere meter baza en ese asunto. Ni para bien, ni para mal.

Cada vez son más personas las que pretenden mantener su boca cerrada para no verse involucrados en problemas de “el otro día dijo aquello y ahora dice esto otro” por culpa de gente bocazas con incontinencia verbal. El silencio es casi tan poderoso como las palabras. Pero cualquiera de los dos bandos has de saber usarlos a tu favor. Y ninguno de esos dos son fáciles de dominar. No es bueno abusar de uno de los bandos, se necesita un equilibro.

Yo peco de opinar demasiado. Como podéis leer aquí no para de plasmar opiniones. Pero eso no quiere decir que no sepa callar. Hay muchos temas de los que tengo opinión y probablemente no la haré pública. El caso es que lo pienso bastante antes de hacer opiniones, y solo opino con un 100% de honestidad para que, aunque me equivoque, no me explote en la cara como “falsa” o “mentirosa”. Puedo tener más o menos razón. Puedo equivocarme y cambiar de opinión. Pero no negaré que he dicho o escrito algo. Porque aunque haya cambiado de opinión soy consciente de que algún día dije lo que dije porque lo pensé. Y admito que solo callo cuando veo que hemos acabado en un bucle con la otra persona a la hora de expresarnos o estar en desacuerdo, o bien cuando no quiero opinar. Y ¿Sabéis qué? No por callar tengo menos razón, ni tampoco le doy más razón. La verdad es que no quiero malgastar mi tiempo y saliva con quién no sabe apreciar ni respetar mis ideas, teorías y opiniones.


Atentamente: Realísticamente Rubia.

Si quieres conocer mi opinión acerca de algo y contactar conmigo puedes hacerlo a través de los comentarios o a través de:

Twitter; @realistayrubia

Instagram; @realisticamenterubia

Mail; realisticamenterubia@gmail.com

Me encanta tener un contacto directo con vosotros y hacer intercambio de opiniones.